Bienvenid@s
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¡Staff!
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Jul 16, 2017 4:48 pm.
Estación
Reconocimientos
Últimos temas
» Un mundo nuevo, distinto...[normal]
Vie Feb 25, 2011 6:32 am por Invitado

» The Darkest Night {Normal}
Dom Ene 23, 2011 12:49 am por Invitado

» The Experiment |Nuevo| (Normal)
Lun Ene 03, 2011 10:22 pm por Invitado

» True Blood Darkness (Afiliación Élite)
Lun Ene 03, 2011 12:33 pm por Invitado

» Dante´s Hill (Afiliación Élite)
Lun Ene 03, 2011 12:32 pm por Invitado

» Corruption in Milan [normal]
Vie Dic 31, 2010 9:14 am por Invitado

» Another Hogwarts (NORMAL)
Jue Dic 30, 2010 9:12 pm por Invitado

» The Vampire Diaries RPG [Normal]
Sáb Dic 25, 2010 11:39 pm por Invitado

» Next Generation After Breaking Dawn
Vie Dic 24, 2010 8:02 am por Invitado

Afiliados
F O R O S H E R M A N O S
. . .
#Click:
 

You really [Luca]

Ir abajo

You really [Luca]

Mensaje por Alexine C. Donovan el Vie Dic 17, 2010 12:02 am

Era solo una niña, pequeña y de cabello corto, con un extravagante color rojizo. Desde el segundo piso de la casa y desde las calles se lograba escuchar los sollozos con desespero de aquella niña. Se había incorporado sobre el sofá después de dormir una siesta con un traje verde que era de siempre utilizarse de acuerdo con esas fechas. Se encontraba descalza, con el cabello alborotado, repitiendo entre sollozos “no te acerques”. Pero no era lo suficiente como para que alguien se atreviera a ayudarla. Sus ojos estaban completamente cristalinos y centellantes, casi muy parecidos a las farolas que alumbraban en las afueras. Pero ni la más inocente posición lograba que su asechador se alejara para dejarla en paz. Y cada palabra que el soltaba herían profundamente a la niña pelirroja, uno de los más fuertes dolores que podría recibir de un borracho sin consentimiento de lo que sucediera.

Pero cada grito que ella lanzaba provocaba que él se estresara más y le impidiera pensar. Luces cercanas comenzaron a aparecer y seguido el alzo su mano derecha donde mantenía una botella de cerveza. La acerco a su boca y bebió de ella petulante y seguido escupió. Pero la botella no se quedo donde debía, fue de un golpe violento contra la cabeza de la inocente niña. Pequeños y grandes añicos de vidrio salieron disparados por todas partes, haciendo distintos cortes en el rostro, brazos, piernas, por todas partes de la pequeña. Esta cayó al suelo atragantándose el dolor, y gritando un el fuerte sufrimiento que sentía dentro de ella, esa gran punzada de ardor que no terminaba de parar, que se extendía como un veneno por todo su cuerpo. Solamente quería quedarse dormida, para que el dolor, y el sufrimiento terminara, quería desvanecerse de una vez y estar con la persona que más el amo en toda su vida. Cerró los ojos lentamente ignorando los gritos que entonaban en alto su nombre.

-¡Alexine! ¡Alexine! ¡Alexine! –se escuchaba fuertemente. Pronto todo desapareció, y su nombre parecía escucharse tan angelical, por una voz que la llamaba- Alexine, mi amor, aun te queda mucho tiempo de vida, debes seguir –murmuro una voz, aun más bella que la de los mismos serafines.- Alexine…


Abrí los ojos de golpe y mire a todos lados desorientada. Toque mi rostro con desesperación y estaba lleno de agua, lagrimas seguramente. Una ligera capa de sudor cubría mi cuerpo, y me sentía tan helada, el frio me llenaba por completo. Me puse de pie del sofá en el que me había quedado dormida la noche pasada esperando a Ryan, y que por lo visto no había aparecido. Agarre mi cabello arrugándolo como si quisiera deshacerme de él. Corrí descalza en busca de algo de aire. Aun lograba sentir las lagrimas correr y caer en mis pies descalzos, y fríos con tan solo el tacto del suelo. Advertí que no tenía ni la menor idea de donde me dirigía. Necesitaba solo hacer algo, no se… cualquier cosa. Aun aquella pesadilla me perseguía y no desaparecía de mi cabeza. No lograba superar aquella fecha en la que todo era sufrimiento y frio, y ahora quería hacerse presente nuevamente.

Me dirija a la puerta del frente. Gire la perilla con desesperación, no se abría ¿Estaba ahora eso en mi contra? ¿Por qué demonios no quería abrirse la puerta? Me falto solo un poco mas de fuerza para lograr que esta girara, y así logre abrir la puerta. Mis sollozos comenzaron a aparecer latientes. Un ligero jalón basto para que la ligera puerta se abriera y la luz cegara mis ojos por un momento. Di varios pasos al frente que más parecía que estaba corriendo, mas no la luz me dejaba ver con que iba topando. Mis brazos me ayudaron para no darme algún golpe, pero mi miedo aun se mantenía ahí angustiándome.
avatar
Alexine C. Donovan

Mensajes : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.